Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Las mejores habitaciones para estudiar

H109_SBaja
A medida que tus hijos van creciendo, se va haciendo cada vez más importante el rincón de estudio en su habitación, un espacio que debe ser relajante, práctico pero además bonito, para que permita la concentración que todo niño necesita. Hoy en el blog de Muebles Boom vamos a mostrarte diferentes habitaciones juveniles en las que los más pequeños de la casa estudiarán cómoda y efectivamente, mientras que te damos una serie de consejos para decorar la zona de estudio del niño.

Iluminación

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de decorar la zona de estudio de una habitación infantil es la iluminación. Piensa que durante su etapa escolar los pequeños van a pasar horas y horas trabajando en su mesa, así que es importante que tengan una buena iluminación y que no tengan que forzar la vista demasiado. Así, es mejor colocar la mesa cerca de una fuente de luz, a ser posible luz natural, como puedes ver en el dormitorio que te mostramos a continuación. Por supuesto, es esencial colocar un flexo para los momentos en los que no se disponga de luz natural, una lámpara que debe estar correctamente orientada y con una intensidad adecuada.

Silla y escritorio

Otro de los aspectos más importantes en la zona de estudio del pequeño es la silla, que deberá ser ergonómica para que el pequeño tenga la espalda recta, lo que hará que la energía fluya mejor y que no se provoque tensión en las cervicales, lo que también hará posible que la sangre, oxigeno y nutrientes al cerebro no disminuya. Todo esto potenciará mucho su rendimiento, aunque también implica una buena educación postural.


En cuanto al escritorio, aunque dependerá de las dimensiones de la habitación, deberás proporcionarle al pequeño una mesa espaciosa donde esté cómodo y pueda colocar todos los libros y materiales necesarios. Un buen ejemplo de mesa espaciosa es la que puedes ver en la siguiente fotografía.

Orden

El orden es imprescindible para reducir distracciones. Por esto, es esencial tener un lugar específico para cada cosa. Así, los estantes en el escritorio serán útiles para guardar libros y carpetas de manera ordenada, mientras que es buena idea disponer de cajones bajo el escritorio para que después del estudio, el pequeño pueda guardarlo todo y no dejar nada a la vista.

Separación de ambientes

Por otro lado, es esencial separar claramente la zona de estudio de la de juego, ya que estudiar en una zona de recreo disminuye el nivel de concentración en el niño, que suele asociar el espacio a otro tipo de emociones y comportamientos de tipo lúdico. Como en la mayoría de hogares no es posible que los pequeños tengan una habitación para cada cosa, lo mejor es delimitar de forma clara los espacios.

Salir de la versión móvil