Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Lo que debería tener un escritorio para estudiar

¿Buscando un escritorio con el objetivo de que se convierta en el lugar perfecto para estudiar? Debo decirte que has ido a parar al lugar indicado, ya que en Muebles Boom vendemos escritorios y encima te damos consejos para que elijas el que mejor se adapta a tus necesidades. ¿Qué más se puede pedir?

Amplitud

A un escritorio hay que exigirle que sea lo suficientemente amplio como para que podamos llevar a cabo todas aquellas tareas que son imprescindibles a la hora de estudiar. Es más, podemos pensar en el más allá y no solo fijarnos en lo que necesitamos para estudiar, sino también en lo que necesitaríamos para trabajar. Si el escritorio es lo suficientemente bueno como para aguantar muchos años podremos sacarle partido en las distintas etapas de nuestra vida. Eso sí, la amplitud debe ir acorde con el espacio disponible, ya que por desgracia no siempre podemos comprar muebles tan grandes como querríamos. Hay que adaptarse.

Diseño

Cómo no. El diseño es algo que le pedimos a absolutamente todo lo que vamos a comprar. Estamos en una época en la que el diseño es algo que se aprecia mucho y tú no puedes quedarte atrás. Piensa en él pensando en el apartado estético, pero también en la funcionalidad. Debe ser un diseño práctico que te permita llevar a cabo las tareas del día a día, y a nivel estético hay que pedirle que se adapte al resto de la decoración de esa estancia a la que irá a parar el escritorio. No queda nada bien colocar un escritorio muy moderno en una habitación de estilo clásico, por ejemplo.

Almacenaje

Es otro de los pilares de la decoración. Sin almacenaje todo puede convertirse en caos, así que piénsalo sobre todo a la hora de elegir el escritorio. Libretas y papeles no deberían quedar a la vista. Por ello es bueno que tenga cajones en los que poder almacenar la información más importante. Digo la más importante porque tendemos a almacenar de todo sin necesidad, algo de lo que nos habla siempre Marie Kondo dando sus mejores consejos sobre orden.

Calidad

Como es lógico, no puedes olvidarte de la calidad, que es una de las cosas en las que más hay que fijarse a la hora de comprar un escritorio. Como el precio probablemente también te preocupará, se trata de encontrar la mejor relación calidad-precio. Fija un presupuesto realista y en función de ello busca el mejor escritorio posible. No todas las maderas son de la misma calidad, y es por ello que no todos los escritorios duran lo mismo.

Facilidad de montaje

Puede parecer una tontería, pero no lo es. El hecho de que un escritorio se pueda montar y desmontar fácilmente es un punto a su favor, ya que es una pieza de mobiliario susceptible a cambiar de estancia o de casa con el paso de los años. De ahí que también debamos considerar lo mucho o lo poco que nos va a costar montarlo y desmontarlo todas las veces. Normalmente puedes consultar un manual de montaje porque todos los fabricantes lo tienen. Es cierto que hay empresas que te montan el escritorio en casa, pero no menos cierto es que a la hora de desmontarlo vas a tener que ingeniártelas tú. Piensa en ello.

Salir de la versión móvil