Lo que debes valorar antes de comprar un sofá

Los sofás son piezas imprescindibles. No conozco a nadie que no tenga un sofá en su casa, y eso que la tele parece más imprescindible, pero en realidad no lo es. A todos nos apetece descansar en el salón bajo el abrigo del sofá, pero para que eso pase es importante que el sofá sea una pieza de mobiliario cómoda y capaz de mantenerse en buen estado durante mucho tiempo.

En este artículo vamos a hablarte de algunas de las cosas que deberías pedirle a un sofá para que sea un sofá de categoría. ¿Tomas nota?

Tejido

El tejido es algo que hay que valorar muchísimo. En función de ello notaremos un tacto u otro, y en función de ello cambiará lo que es la limpieza y el mantenimiento. No hay que olvidar que hay tejidos que son capaces de evitar que una mancha se convierta en un quebradero de cabeza por el simple hecho de ser lavables. Además, no olvides que el tejido también va muy relacionado con la comodidad, así que ten claro qué tipo de tejido o tejidos son los que quieres para el sofá de tus sueños y empieza a buscar en base a ello.

Color

El color es otro de los aspectos a los que hay que prestar mucha atención. Fíjate en la decoración del salón porque eso te dará muchas pistas, siendo lo más importante de todo los colores de las paredes y el techo. Además, piensa en si quieres que el sofá sea la pieza protagonista o prefieres que pase más bien desapercibido, ya que en función de ello es probable que te interesa un color u otro. Por ejemplo, un color como el rojo puede ser ideal para llamar la atención, para que el sofá sea la pieza central del salón. Por contra, un sofá de color blanco o beige puede pasar completamente desapercibido, así que es una muy buena opción para quienes no pretenden que el sofá se convierta en el rey del salón.

Tamaño y número de asientos

Hay que tomar medidas para saber si el sofá cabrá en el hueco en el que está pensado que vaya en función de la distribución del salón. Por ello, antes de ir a comprar el sofá asegúrate de cuánto tiene que medir, y con eso no solo me refiero a la longitud, sino que también hay que pensar en la profundidad y en la altura. Por otra parte, debes tener muy claro el número de asientos que quieres para el sofá, algo que vendrá determinado por la cantidad de gente que viva en casa, y también por si tienes muchas visitas y no quieres tener que recurrir a un asiento extra del tipo puf.

Extras

Algo que también debes considerar es el tema de los extras. ¿Qué le vas a pedir a tu sofá? No debes olvidar que algunos son reclinables, y que también los hay que permiten retirar la parte de abajo para hacer más largo el espacio disponible, algo que te permite ver la televisión tumbado. Además, también existen los tan útiles sofás-cama, que no suelen ser tan atractivos, pero que dan unos fantásticos resultados.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.