Los colores primarios en decoración


¿Qué te parece si hoy hablamos de colores? Genial, ¿verdad? Concretamente, queremos hablar sobre los colores primarios en decoración. Los colores primarios son los colores básicos de los que surgen el resto de colores. ¿Sabes de qué colores estamos hablando? ¡Has acertado! Los primarios son el rojo, el azul y el amarillo.

Lógicamente, lo que aquí nos interesa saber es cómo actúan estos colores en la decoración del hogar. Y es que tanto el rojo, como el azul y el amarillo ofrecen un montón de posibilidades, que van desde la calidez a la energía, pasando por la vitalidad, la serenidad o la frescura. Eso sí, cada una de estas características está asociada a un color determinado. ¡Te hablamos sobre este interesante tema a continuación!

El rojo

Del primer color que queremos hablarte es del rojo, considerado como cálido y atrevido al mismo tiempo. Lo que está claro es que se trata de un color que estimula la mente, aporta mucha energía y excita los sentidos. Por eso, es mejor evitarlo en estancias como el dormitorio, donde se debe encontrar la paz y la tranquilidad necesarias para conciliar el sueño. En cambio, es ideal para habitaciones como el salón o una sala de juegos, estancias que tienen más que ver con el ocio y el entretenimiento.

 

Azul

En segundo lugar queremos hablar sobre el azul, siempre relacionado con el mar y el cielo, que aporta frescura, calma y serenidad. Uno de los principales aspectos que deberás tener en cuenta a la hora de decorar con azules es que las tonalidades más pálidas combinadas con luces de poca intensidad pueden desembocar en estancias demasiado frías. En cambio, el azul combinado con el blanco puede dar como resultado decoraciones de lo más atractivas y, por supuesto, relajantes. De hecho, se trata de una mezcla perfecta para estancias como los dormitorios.

dormitorio-matrimonio-01 MAT BOO 13

Amarillo

El último color primario es el amarillo, que está relacionado tanto con la vitalidad y la energía, como con la serenidad. ¡Todo depende de las diferentes tonalidades y de cómo se combinen! Lo que sí que está claro es que potencian la luminosidad en las estancias, por lo que es ideal para hogares donde la luz natural es escasa. Además, debes tener en cuenta que combinado con colores cálidos, aporta intimidad a las habitaciones, creando una atmósfera muy acogedora. Por otro lado, gracias a que también se trata de un color muy vital, puede ser ideal para estancias como los dormitorios de los más pequeños de la casa, sobre todo si se combina con otros tonos alegres.

Dormitorio juvenil

Combina los colores primarios

Para finalizar, queremos darte algunas pequeñas recomendaciones. Lo primero es que debes tener en cuenta que si mezclas cualquiera de estos colores con tonos neutros, lograrás suavizar el efecto puro que estos transmiten, especialmente con el blanco. Eso sí, no es muy habitual aplicar dos colores primarios en una misma estancia, a menos que estemos hablando de espacios dedicados a los niños, como colegios, jardines de infancia, habitaciones infantiles… Si te decides a combinar estos colores, deberás tener mucho cuidado, ya que el resultado podría provocar sensaciones bastante desagradables, además de cansar la vista. No será mala idea, sin embargo, utilizarlos en pequeños detalles, que podrían revitalizar y alegrar una decoración aburrida.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.