Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Los mejores colores para decorar en invierno

 

Aunque a estas alturas del año ya deberíamos estar acostumbrados al frío, lo cierto es que acaba de aterrizar en la península. Eso sí, lo ha hecho con tanta fuerza que a muchos les ha pillado por sorpresa. Para soportar las bajas temperaturas de la mejor manera posible no solo debemos sacar del armario mantas, edredones y alfombras, sino que es importante que decoremos las diferentes estancias del hogar de manera que resulten cálidas y acogedoras. Para ello, es imprescindible acertar con los colores. Para echarte una mano, hoy vamos a hablarte de los mejores colores para decorar en invierno. ¿Te apetece acompañarnos?

Tonos cálidos

En primer lugar, queremos hablarte de los colores cálidos, que deberían estar presentes en todos los hogares durante esta época del año. Como su propio nombre indica, aportan a los ambientes un toque de calidez único. Y es que ya sabes que los colores pueden tener mucha influencia en nuestro estado de ánimo y sensaciones. Cuando hablamos de colores cálidos nos referimos a las distintas tonalidades de rojos, naranjas, amarillos y beige. Lo mejor es utilizarlos en los textiles y los completos decorativos, ya que así será más fácil cambiar los colores de la decoración cuando llegue la primavera. Por otro lado, es importante que tengas cuidado con el uso de estos tonos, en especial con el rojo, ya que estos son demasiado enérgicos. Así, es mejor combinarlos con tonos que rebajen su fuerza. En el siguiente dormitorio de matrimonio puedes ver un ejemplo de lo que te acabamos de comentar.

Blanco

Un color que tampoco debería faltar en los hogares durante el invierno es el blanco. Al recordar a la nieve, es ideal para las viviendas situadas en entornos donde nieva a menudo. Y es que no hay que olvidar que lo ideal es que la decoración interior no desentone con el exterior de los hogares. Por otro lado, debes tener en cuenta que el blanco potencia la luminosidad, así que es perfecto para aprovechar al máximo la poca luz natural que entra en las casas durante esta época del año. Además, queremos decir que el blanco te ayudará a resaltar el resto de colores de la decoración. Por supuesto, cuando hablamos de este color no solo nos referimos al blanco puro, sino a todas las tonalidades. Eso sí, para que el ambiente no quede demasiado frío, es necesario añadir toques en tonalidades cálida o más oscuras.

Gris

Otro color ideal para esta época del año es el gris. Y es que, además de tratarse de una tonalidad que está muy de moda en estos momentos (y lo seguirá estando el próximo año), aportará a cualquier estancia un toque de sofisticación. Eso sí, en esta época del año es mejor decantarse por tonalidades más oscuras. Lo bueno del gris es que podrás utilizarlo en todo tipo de elementos, incluyendo paredes. Sin embargo, si te decantas por una tonalidad oscura es mejor que ésta ocupe tan solo una pared. En la siguiente imagen puedes ver un ejemplo de lo que te acabamos de comentar. En ella aparecen unos muebles de salón blancos combinados con una pared gris.

Azul

El azul es un color muy relacionado con el verano. Sin embargo, también puede ser ideal para la decoración otoñal, sobre todo utilizada en los tonos más oscuros. Podrás combinarlo con el blanco y el gris, consiguiendo espacios de lo más elegantes. Además, también podrás mezclarlo con tonos marrones.

Verde

Por último, queremos hablarte del verde, un color que está íntimamente ligado con la Navidad. Por tanto, resulta perfecto para el invierno. Y es que se trata de un color que puede verse en la naturaleza durante esta época del año. Eso sí, lo que nosotros te recomendamos es que lo utilices en las versiones más oscuras y en textiles y elementos decorativos.

Salir de la versión móvil