Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Los mejores colores para pintar dormitorios

cabecero-forja
Dormir de forma plácida y durante las horas recomendadas es esencial para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra mente. Por eso, es importante que el dormitorio esté decorado de manera que favorezca el descanso. En este sentido, es imprescindible contar con una buena cama que incorpore un colchón cómodo que se adecue a nuestras necesidades y unos textiles que nos permitan dormir a una temperatura adecuada, es decir, frescos durante la época más cálida del año y cálidos durante la temporada más fría. Además, es importantísimo que el dormitorio se mantenga ordenado y que los colores escogidos para los diferentes elementos que forman parte de la estancia favorezcan la relajación. Es en este último punto en el que hoy vamos a detenernos. En concreto, vamos a hablarte de los mejores colores para pintar dormitorios. ¿Te apetece acompañarnos?

Blanco

Como no podía ser de otra manera, vamos a comenzar hablando del blanco, un color perfecto para pintar las paredes ya no solo del dormitorio, sino de toda la casa. Relacionado con la pureza y la limpieza, este color es ideal para todo tipo de dormitorios, aunque en especial para los más pequeños, ya que permite que los espacios se vean más amplios, además de más luminosos. Por otro lado, es importante tener en cuenta que el blanco es un color que encaja con todos los tonos de la paleta cromática, por lo que podrás combinar las paredes blancas con todo tipo de muebles. Eso sí, debes saber que si el blanco es puro puede resultar demasiado frío, así que puede ser una mejor idea optar por otros tonos de blanco. Los grises claros y los beige también son muy recomendables. Puedes ver un ejemplo de dormitorio de matrimonio con las paredes en blanco en la imagen que te mostramos a continuación.

 

Verde

El verde también es perfecto para pintar las paredes del dormitorio, ya que es uno de los colores más relajantes de la paleta cromática. Eso sí, siempre es recomendable optar por los tonos más claros. Relacionado con la naturaleza y la frescura, transmite tranquilidad al mismo tiempo que estimula, aunque no crear sensación de nerviosismo ni de hiperactividad. Eso sí, a diferencia del blanco, este color es más difícil de combinar.

Azul

Un color que no podía faltar en esta lista es el azul, que también transmite paz y tranquilidad. Podrás utilizarlo en todas sus versiones, aunque si tienes pensado decantarte por una versión demasiado intensa u oscura, será mejor que lo hagas solo en la pared del cabecero, ya que usado en toda la estancia puede provocarte una sensación de agobio. Además, ya sabes que los tonos oscuros empequeñecen las estancias visualmente. Así, uno de los tonos más recomendados es el celeste, ya que además de aportar una sensación de tranquilidad, te permitirá dar más luminosidad y amplitud visual a la estancia. Uno de los mejores colores para combinar con el azul es el blanco. Puedes ver un ejemplo en el dormitorio de matrimonio que te mostramos en la siguiente imagen.

 

Marrón

Aunque se trata de un color oscuro y, por tanto, no recomendable para estancias con pocos metros cuadrados, el marrón chocolate también es muy adecuado para dormitorios, ya que resulta un color de lo más acogedor. De hecho, cualquier tono de marrón es perfecto para los dormitorios, aunque siempre es preferible optar por los más claros. Si te gusta una tonalidad oscura, no dudes en introducirla en la estancia. Eso sí, pinta solo la pared del cabecero para no crear un efecto contraproducente. Por otro lado, si tienes pensado pintar tus paredes de marrón en cualquiera de sus versiones, procura que no se trate del mismo tono que los muebles.

Salir de la versión móvil