Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Los mejores colores para pintar habitaciones de bebé

Dormitorio infantil con cuna bebe comoda y armario
¿Vas a tener un bebé? Pues antes de nada queremos darte nuestra más sincera enhorabuena, ya que ésta es la mejor experiencia que una persona puede tener en la vida. De hecho, hasta los meses que preceden al nacimiento del pequeño resultan tremendamente emocionantes, ya que tendrás que dedicarlos a cosas tan especiales como a comprar ropita o decorar la habitación. Eso sí, te recomendamos que comiences a hacer este tipo de tareas una vez pasados los prudenciales tres meses. Lo mejor es comenzar a preparar las cosas del bebé durante el segundo trimestre, ya que durante el último estarás algo más cansada.

En cuanto al dormitorio infantil, una de las decisiones más importantes que deberás tomar es el color de las paredes. Eso sí, lo mejor es escoger antes el mobiliario infantil. Dependiendo del estilo y los colores de estos muebles, podrás decantarte por un color u otro. Hoy te contamos cuáles son los más adecuados. ¿Nos acompañas?

Blanco

Como no podía ser de otra manera, vamos a comenzar hablando del blanco, el color más escogido para pintar las paredes del hogar, algo que no nos extraña en absoluto, ya que esto color nos ofrece muchísimas ventajas. Lo más importante es que nos ayuda a ampliar los espacios visualmente y a dar luminosidad. Por eso, es perfecto para dormitorios en los que los metros cuadrados y la luz natural brillan por su ausencia. Por otro lado, debes tener en cuenta que se trata de un color relacionado con la paz, la armonía y la pureza. ¿No te parecen conceptos muy adecuados para este tipo de estancias? Además, debes saber que favorece el descanso. También queremos comentar que se trata del color más versátil, por lo que combinará a la perfección con muebles de cualquier estilo y color. En la siguiente imagen puedes ver un ejemplo de habitación infantil con paredes en blanco.

Beige

Aunque, como has podido ver, el blanco es un color que ofrece muchas ventajas, también hay que tener en cuenta un inconveniente: puede resultar algo frío. Eso sí, esto tiene fácil solución: añadir toques de calidez a través de los materiales, especialmente la madera, y de los colores. Si no te convence esta opción, también puedes optar por otro color luminoso y que amplía los espacios visualmente. Nos estamos refiriendo al beige, que tiene la ventaja de que es unisex. Además, debes saber que aporta serenidad y calidez. Una opción que está muy de moda en estos momentos es la de combinar el beige y el blanco en las paredes. En la imagen del principio puedes ver un ejemplo de habitación infantil con paredes en ambos colores.

Azul

Por supuesto, también debemos hablar del azul, un color escogido tradicionalmente para decorar habitaciones de niños, aunque hoy en día también hay muchos padres que lo escogen para habitaciones femeninas. Y es que, afortunadamente, lo de que el azul es un color exclusivo para niños ha quedado en el olvido. Es importante tener en cuenta que este color transmite estabilidad y profundidad. Además, se trata de uno de los colores más relajantes. Eso sí, siempre es preferible que te decantes por tonalidades claras, ya que las oscuras pueden empequeñecer los espacios visualmente. Aunque el azul combina con muchos colores, nosotros te recomendamos apostar por muebles en blanco, como puedes ver en la habitación infantil de la siguiente imagen.

Rosa

Por último, queremos hablarte del rosa, otro color que puede ser perfecto para pintar la habitación de un bebé. Utilizado sobre todo para dormitorios de niñas, está relacionado con la inocencia y la feminidad. Aunque para habitaciones de niñas más mayores y de adolescentes puede ser una excelente idea escoger tonos de rosa vibrantes y llamativos, para dormitorios de bebés lo mejor es apostar por tonalidades suaves, que proporcionan ambientes tranquilos ideales para que el pequeño o la pequeña descanse a pierna suelta.

Salir de la versión móvil