Los mejores consejos de los decoradores

Enfrentarse a la decoración de una casa provoca ciertas incertidumbres por la falta de conocimientos que habitualmente tenemos sobre el tema. Nunca nadie nos ha dado unas mínimas nociones de decoración y encaramos la tarea confiando únicamente en nuestras intuición o, como mucho, atendiendo a los consejos de familiares y amigos que con toda su buena intención nos vuelven locos opinando sobre cómo iluminar el comedor, que color es el ideal para las habitaciones o cuál es la distribución perfecta en el salón.

Lo cierto es que así puede salir cualquier cosa; que quede una casa cómoda y agradable o que resulte todo un auténtico desastre. Nosotros queremos darte las herramientas mínimas para que puedas desenvolverte con soltura y seguridad, por eso recogemos aquí, algunos de los consejos básicos que todo decorador tiene en cuenta a la hora de decorar una casa.

En el salón

Si se trata de una habitación en la que van a convivir el comedor y la zona de estar, lo más habitual en nuestros días, procura crear dos zonas diferenciadas con un paso entre ambas que las separe visualmente y permita una circulación fluida. Lo mejor es situar la zona de estar cerca de las ventanas porque es donde más tiempo se suele pasar, y el comedor en la más alejada. Y para contrarrestar esa falta de luz, coloca una lámpara colgante sobre ella que la ilumine cuando sea necesario.
La forma de la lámpara dependerá de la mesa. Lo mejor es que sea redonda si ésta es circular y en línea si es rectangular u ovalada. Cuida también la distancia que la separe de la mesa, dependiendo de su tamaño lo ideal es respetar unos 60-80 cm para que no estorbe a los comensales ni los deslumbre pero que pueda iluminar correctamente.

A la hora de poner el comedor, otro de los detalles que debes tener en cuenta es el espacio. Uno de los errores más frecuentes es colocar mesas grandes en comedores pequeños… por si vienen invitados. En la exposición quizás te parezca que cabe sobradamente, pero piensa que en tu casa la vas a utilizar a diario; es decir que tendrás que mover las sillas hacia atrás para poder sentarse y eso requiere un espacio. Si no dispones de muchos metros, la solución más segura es apostar por mesas extensibles como la de esta imagen.

 

En cuanto a la zona de estar, debes cuidar especialmente la distancia entre el televisor y el sofá. Según la SMPTE (Society of Motion Picture and Television Engineers) la distancia mínima ha de ser el doble del ancho de la pantalla, y la máxima no deberá superar en cinco veces esta medida. Y compra la televisión de un tamaño acorde al espacio de tu salón; las pantallas de cine, eso, para el cine.

En el dormitorio

El mueble imprescindible es, como podrás suponer, la cama. En dormitorios de matrimonio, ten en cuenta su tamaño para elegir la pared donde situarla. Una cama de 135 cm y dos mesillas de noche pequeñas ocupan un mínimo de 220 cm de largo. Si la habitación no es demasiado espaciosa, elígela mejor sin cabecero ni piecero, resultan más ligeras.

Y ten cuidado también con la elección de las puertas de los armarios. Para abrir una batiente con comodidad, deben quedar al menos 30 cm de distancia respecto a la cama, de lo contrario te aconsejamos un modelo de puertas correderas; no tendrás problemas.

El color perfecto para las paredes

Por supuesto será aquel que nos haga sentir bien, ya sabes que para gustos se pintan colores. Partiendo de esta base solo te aconsejamos una cosa. Si la habitación que vas a pintar es pequeña, pinta en blanco o en tonos muy claros; multiplicarás la sensación de espacio y de luz y eso siempre te hará sentir bien. Por el contrario si aplicas colores oscuros, te sentirás más agobiados porque el visualmente el espacio se reducirá.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.