Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Mejora tu descanso

¿Sabes que las personas pasamos una tercera parte de nuestra vida en la cama, lo que se traduce en unas 30.000 horas aproximadamente?
Seguro que ahora que conoces estos datos, conseguir un buen descanso te parecerá mucho más importante. Y es cierto que lo es porque, aunque parezca mentira, aún el 40% de los españoles duerme mal a menudo y el 60% sufre dolores de espalda.
Pero, ¿qué podemos hacer para mejorar nuestro descanso? Pues existen múltiples factores que debemos tener en cuenta, Muebles Boom te los desvela.

 

Por supuesto, elige un buen colchón.

Para conseguir que nuestro cuerpo descanse al 100%, la elección de un colchón adecuado es fundamental. Según los expertos, un colchón de consistencia media o amortiguada puede favorecer a todos aquellos que sufran de dolores crónicos de espalda, pero lo mejor de todo es que también puede ayudar a prevenirlos. Por lo tanto es la opción más recomendable desde un punto de vista general. Pero lo ideal es que, cuando vayas a comprar el colchón, te dejes aconsejar por el profesional que te atienda, él te dirá cuál es el que mejor se acomoda a tus necesidades reales pues, para determinarlo, conviene tener en cuenta múltiples datos como el peso de la persona que lo va a utilizar, su postura al dormir…

En cuanto a la elección del material, ten en cuenta que si eres caluroso, los de muelles o con cámara de aire son los que mejor te irán porque transpiran. Si eres friolero, opta mejor por uno de látex, guardan el calor. Los viscoelásticos se adaptan total y perfectamente al cuerpo, y como además son sensibles a la temperatura se vuelven más mullidos donde el cuerpo lo necesita y se mantienen firmes donde resulta necesario. Eso, sí, como aportan una sensación de ingravidez pueden no irte bien si padeces de vértigos o mareos.

También muy importantes,  el somier y la almohada

Recuerda que la longitud mínima recomendada para una cama es la correspondiente a la altura del cuerpo de la persona que la va a utilizar más 20 cm. Una individual nunca puede tener una anchura inferior a 90 cm y la de una doble nunca debe ser inferior a 160 cm. A la hora de elegir la base ten en cuenta el material del colchón. Las tapizadas van bien con los de muelles o los viscoelásticos pero no con los de látex porque no los dejan transpirar, si tu colchón es de este material opta mejor por uno de lamas. La opción de los somieres articulados resulta muy interesante para personas mayores o enfermas que necesitan pasar mucho tiempo en la cama.

 

 

Neil McKenna, fisioterapeuta del Instituto de Rehabilitación de Chicago aconseja siempre dormir con almohada y ofrece las siguientes recomendaciones: “Si duermes de lado, mantén las piernas rectas y coloca una almohada entre las rodillas para aliviar la presión sobre caderas y espalda. En caso de dormir boca arriba, sitúa la almohada debajo de las rodillas, y si es al revés, colócala bajo el abdomen”. Desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas, su vocal, Eduardo Zamorano, insiste en que la postura ideal para dormir es de lado, caderas y piernas flexionadas (posición fetal).

 

Otros consejos para dormir bien

Es importante mantener una rutina de horarios; acostarse y levantarse a las mismas horas da estabilidad a nuestro organismo, le ayuda a relajarse y nos permite dormirnos antes y mejor. Entre 8-16 son las horas de sueño que, dependiendo de nuestra edad, aconsejan los expertos. También aconsejan que mantengamos  una temperatura de unos 18ºC en la habitación donde descansemos. Ypara garantizar los niveles correctos de humedad, ventilarla a diario, sobre todo un ratito antes de irnos a la cama.

Por último, un dato curioso: consultar tus mails antes de acostarte equivale a tomar una bebida con cafeína; evítalo.

Salir de la versión móvil