Muebles imprescindibles en la habitación del bebé


¿Vas a tener un bebé? ¡Pues antes de nada queremos darte nuestra más sincera enhorabuena! Y es que no hay nada comprable a traer una nueva criatura al mundo. Eso sí, ármate de paciencia porque de aquí a que nazca y, sobre todo, después del parto, tendrás mucho que hacer. Y es que los niños traen muchas alegrías pero también mucho trabajo. Por eso, antes de que tu pequeño llegue al mundo es importante que tengas a punto algunas cosas como, por ejemplo, su habitación, teniendo en cuenta que durante los primeros meses deberá tratarse de un lugar que le proporcione paz y relajación. Para echarte una mano, hoy vamos a contarte cuál es el mobiliario infantil que no podrá faltar en una habitación de bebé. ¿Te gustaría acompañarnos?

La cuna

Como no podía ser de otra manera, vamos a comenzar hablando del mueble principal de cualquier habitación para bebé. Lógicamente, nos estamos refiriendo a las cunas, que deberán proporcionar descanso y seguridad al más pequeño de la casa. En el mercado las encontrarás de múltiples formas, pero una buena idea es decantarse por una cuna convertible en cama como la que puedes ver en la siguiente imagen. Es importante que tengas en cuenta que la cuna también incorpora cambiador y que, además, puedes optar por un armario a juego que también incluya estanterías. Sin duda, optar por un mueble que se adapte al crecimiento del bebé es una excelente idea, ya que no tendrás que comprar otras piezas de mobiliario en cada etapa.

Espacio de almacenaje

Aunque no lo creas, durante los primeros meses de vida del bebé necesitarás contar con bastante espacio de almacenamiento para guardar todas sus cosas. Y ya no solo nos referimos a la ropa, sino a los pañales, los productos de higiene, los juguetes y todas las cosas que los pequeños necesitan para sentirse bien. Lo ideal en estos casos es contar, al menos, con una cómoda, aunque es recomendable disponer también de un armario. Lo mejor es que estas piezas sean lo suficientemente grandes como para poder guardar todas las cosas del pequeño a medida que crezca. Por supuesto, también son muy útiles los sifonieres, las cajoneras, las estanterías y los estantes. Además de para almacenar, estos dos últimos tipos de muebles te pueden servir para colocar algún que otro elemento decorativo.

Cambiador

Por supuesto, en el dormitorio de tu bebé tampoco podrá faltar un cambiador. Aunque en el mercado podrás encontrar piezas que tienen como única función la de cambiar al pequeño, lo más normal es escoger una cómoda o una cuna que ya lo incluya. De esta manera, podrás ahorrar espacio, algo muy útil en los tiempos que corren, ya que los metros cuadrados suelen brillar por su ausencia en las viviendas de hoy en día. En la imagen que te mostramos a continuación puedes ver un ejemplo de cómoda con cambiador incluido.

Asiento

Si aún te sobra espacio en el dormitorio, lo mejor que puedes hacer es colocar un asiento cómodo, ya se trate de un sillón, un sofá o una butaca. Aunque no es imprescindible, este mueble puede resultar muy útil para los padres y, sobre todo, para las madres, que podrán utilizarlo para darle de mamar o el biberón al bebé, además de para acunarlo y tranquilizarlo cuando llore. Lo importante es que se trate de un asiento cómodo para que tanto la mamá como el papá se encuentren cómodos con su bebé encima. Por otro lado, contar con una pequeña mesa auxiliar al lado del asiento también puede resultar muy práctico.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.