Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Muebles para el cuarto de baño

Atrás quedaron los años en los que el lavabo llevaba siempre de pedestal. Hoy en día suele estar encastrado en un mueblecito que nos ofrece una práctica superficie de trabajo (encimera) y espacio para guardar al tiempo que sirve para decorar. Pero ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegirlo? Estos son los principales factores.

Primero: que tenga unas medidas que no molesten

Como los cuartos de baño no suelen ser espacios demasiado amplios, si queremos movernos con comodidad, el mueble bajolavabo debe tener una profundidad adecuada al espacio disponible. La estándar es de 46 cm, pero también podemos encontrar modelos de fondo reducido: de 40, 35 e incluso 25 cms.

En cuanto al ancho, aunque los fabricantes los realizan en varias medidas, no todos los modelos están disponibles en todas. Así que, antes de elegir, conviene tener claro el máximo que puede tener nuestro mueble y preguntar por los modelos que lo oferten, así nos evitaremos encapricharnos de un mueble que no se adapte a nuestras necesidades.

Este modelo de la imagen es ideal para espacios pequeños, pues solo mide 50 cm de ancho y 40 de fondo. Además, al ser blanco resulta muy ligero.

Qué es mejor, suspendido o con patas

Tradicionalmente los muebles de baño tenían patas y un rodapié que las ocultaba y que quizá resultaba decorativo pero desde luego nada práctico porque con el paso del tiempo terminaba por absorber el agua del suelo e hincharse.

Actualmente los muebles para baño  incorporan patas metálicas, inalterables a la humedad, o son suspendidos, es decir, no llevan patas. Estos últimos modelos resultan muy livianos a la vista y a la hora de limpiar también muy cómodos pues se puede pasar la fregona por debajo sin dificultad alguna.

 

En cuanto al material y el diseño…

Los materiales más utilizados en la fabricación de estos muebles son tres:

En cuanto a los acabados,

El diseño también ha variado enormemente en los últimos tiempos: de las tradicionales puertas y cajones, que por supuesto aún podemos encontrar, la tendencia actual es hacia un mueble con cajones de extracción total (como los que se utilizan en cocina). Su ventaja es que al abrirlos podemos ver todo lo que hay en el interior y acceder fácilmente, incluso a lo situado más al fondo. Aquí tienes un modelo con una puerta abatible (perfecto para guardar las toallas) y un cajón tipo gavetero. En www.mueblesboom.es tiene un precio de 118 euros.

Salir de la versión móvil