¿Ducha o bañera? Esa es la cuestión.

muebles de baño
Si tienes pensado reformar tu baño y no tienes claro si decantarte por una bañera o una ducha, estás en el momento y en el lugar adecuado, ya que hoy vamos a ayudarte a tomar esa decisión. Eso sí, en favor de la ducha. Y es que, desde nuestro punto de vista, tiene muchas más ventajas que la bañera. ¿Las quieres conocer? ¡Pues estate muy atento!

Ideales para los baños pequeños

Como sabes, la mayoría de las viviendas de hoy en día se caracterizan por la falta de metros cuadrados. Esto se suele notar especialmente en el cuarto de baño, que ya de por sí suele ser una de las estancias más pequeños de toda la casa. Así que si tú también tienes que conformarte con un baño pequeño, a la hora de decorarlo deberás optar por colores claros, muebles para el baño que te faciliten el almacenaje y, por supuesto, una ducha.

Además, las duchas nos ofrecen una gran adaptabilidad al espacio independientemente del tamaño, ya que se pueden realizar platos de duchas de diferentes formas. Eso sí, los más comunes son los rectangulares y los cuadrados.

Ideales para personas con movilidad reducida

Por otro lado, es muy importante que tengas muy en cuenta las necesidades de todas las personas que vivan en el hogar. Así, si convives con personas mayores o con personas de movilidad reducida, lo mejor es que te decantes por duchas. ¿El motivo? ¡Muy sencillo! De esta manera les resultará más fácil entrar y salir. Una ducha como la que puedes ver en el cuarto de baño blanco de la siguiente imagen es perfecta para este tipo de personas.

muebles de baño
Además, en muchos casos las duchas pueden ser lo suficientemente grandes para poder acomodar una silla de ruedas. Por supuesto, también puedes optar por modelos sin puertas, lo que aún facilitará más la entrada a las personas con poca movilidad.

Ideal para ahorrar dinero

Sin duda, una de las grandes ventajas de la ducha respecto a la bañera es el ahorro de dinero. Por un lado, los platos de ducha suelen resultar más baratos, ya sea por el precio de la ducha en sí como por la instalación. Por supuesto, el presupuesto dependerá de las funciones y de los parámetros de calidad de la ducha en cuestión. Pero más allá de esto, hay que ser muy consciente de que con la ducha se facilita la disminución de consumo de agua, ya que por mucho que tengamos la tentación de llenar la bañera hasta arriba para darnos un buen baño, no podremos hacerlo. Como resultado, nuestra factura de agua bajará considerablemente. Seguro que estás pensando que también es posible darse una ducha rápida ahorrando dinero en una bañera. Sin embargo, éstas no resultan tan seguras como las duchas.

Ten en cuenta la función

Por otro lado, a la hora de tomar esta importante decisión deberás tener en cuenta la función que vas a darle a este espacio. Con esto queremos decir que, aunque te haga mucha ilusión disponer de una bañera en tu cuarto de baño, si prácticamente no la vas a utilizar puede que valga más la pena utilizar el espacio que ésta ocupa para otra cosa, aunque sea para poner un plato de ducha más amplio. Piensa que de ésta manera estarás ahorrando agua y, por tanto, dinero.

Ahora que ya conoces todas las ventajas de las duchas, ¿te decantarás por esta opción?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.