Por qué poner un zapatero en el recibidor


¿Das al recibidor la importancia que se merece? ¡Pues ya va siendo hora de que lo hagas! Y es que no debes olvidar que se trata de una especie de carta de presentación de tu hogar, al ser lo primero que tus invitados ven al llegar a tu vivienda. También es el lugar que te recibe y te despide al llegar y salir de tu refugio. Por tanto, deberás hacer todo lo posible para que se convierta en un espacio cálido y acogedor, además de funcional.

Una de las claves para lograr una entrada como la que te acabamos de describir es escoger el mobiliario adecuado. En el mercado encontrarás una gran cantidad de muebles recibidores, pero lo cierto es que puedes optar por otro tipo de muebles como, por ejemplo, los zapateros, que resultan tremendamente prácticos. Además, los hay que son estéticamente muy atractivos. Hoy te damos algunas razones por las que deberías poner un zapatero en tu recibidor. ¿Nos acompañas?

Un mueble muy práctico

No importa dónde lo coloques, pero el zapatero es un mueble que no debería faltar en tu hogar, ya que te permitirá mantener tu calzado en orden y bien organizado. Y no solo eso, sino que al estar guardados, los típicos malos olores de los zapatos no se expandirán por el hogar. Gracias al zapatero el espacio que está debajo de la cama quedará despejado y podrás limpiarlo sin problemas. Además, no tendrás que guardar tu calzado en el armario, junto a tu ropa.


Por supuesto, al estar guardado en el zapatero, tu calzado estará a salvo del polvo y la suciedad, por lo que lo mantendrás en buen estado durante mucho tiempo. Eso sí, para que sea así, tendrás que escoger una pieza que tenga bastante espacio de almacenamiento, para poder guardar el máximo número de pares posible. El zapatero que puedes ver en la imagen situada sobre estas líneas es una excelente opción. Además, quedará genial en un recibidor.

Dejarás más espacio en otras estancias

Como te acabamos de comentar, el zapatero es un mueble que no debería faltar en ninguna vivienda, ya que nos ayuda a mantener el calzado ordenado. Sin embargo, en muchos hogares los metros cuadrados brillan por su ausencia, por lo que contar con esta pieza de mobiliario es prácticamente imposible. Lo que puedes hacer en estos casos es prescindir de algún mueble que no sea absolutamente necesario, como el mueble recibidor, y colocar un zapatero en su lugar. De esta manera, el dormitorio o cualquier otra estancia en la que quisieras colocar el zapatero, quedará más libre.

No ensuciarás el suelo de tu vivienda

Una de las grandes ventajas de colocar un zapatero en el recibidor es que podrás quitarte y guardar los zapatos nada más entrar en tu vivienda y ponerte las zapatillas de estar por casa. De esta manera, no pasearás la suciedad que se queda enganchada en las suelas por toda tu vivienda. Sin duda, tener el zapatero en el recibidor es aún más práctico en días de lluvia. Y es que a nadie le gusta que el suelo se llene de agua.

Cumplirán más de una función

Por supuesto, es importante que tengas en cuenta que en el mercado encontrarás zapateros que cumplen más de una función y que, por tanto, son ideales para el recibidor. Por ejemplo, los hay que pueden servir de banqueta y que son perfectos para que nuestros invitados puedan sentarse mientras esperan a que nos hagamos los últimos retoques. También hay modelos que incluyen baldas, cajones o armarios para guardar todo tipo de cosas, como las llaves o las cartas. Incluso, encontrarás zapateros con espejo incluido, como el que puedes ver en la imagen situada sobre estas líneas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.