¿Qué es el estilo scandifornian?

Sencillez

Una de las principales características de esta fusión tiene mucho que ver con lo que ya sabíamos del estilo nórdico. Se aprecia mucho la sencillez, tanto en la cantidad de objetos decorativos como en la forma y los materiales de los mismos.

Blanco para casi todo

Si hay un color ganador, ese es sin duda alguna el blanco, que se manifiesta con fuerza y como el gran dominador de todas las estancias del hogar. Sabíamos que era un color protagonista por el estilo nórdico, pero en este caso es todavía más contundente su reinado. Además, no hay que olvidar que la claridad y la luminosidad de Los Ángeles ayuda y pone todavía más sentido a que así sea.

El toque bohemio y vintage

Ya hemos visto que la sencillez y el color blanco se mantienen como herencia del estilo nórdico, así que más de uno se preguntará qué es lo que hace que este estilo sea distinto y merezca el nombre de scandifornian. Pues bien, lo que podríamos decir que marca la diferencia es el hecho de que buscan matices y toques propios de la época bohemia y vintage que tanto influyó en la decoración californiana de los años 70.

En ese sentido, la madera de tonos claros adquiere un papel fundamental para que así sea. El hecho de ser delicada y natural le permite aparecer una y otra vez en todos y cada uno de los muebles de las estancias sin que llegue a convertirse en algo repetitivo que cansa. Es un color que perdura en el tiempo y que no solo le sienta fenomenal a los muebles, sino que también se utiliza tanto en el techo como en los suelos.

Recursos naturales

Evidentemente, el estilo de decoración scandifornian es algo más. Es algo que tanto nos gusta como los recursos naturales, que también salen a la palestra en este estilo que está ganando adeptos año tras año. Eso significa que hay elementos naturales como plantas, flores o piedras, pero también que se utilizan materiales como el lino, la lana, el corcho, el bambú, el ratán o el mimbre. Todo muy en la línea de lo que se lleva hoy en día en decoración.

Piezas icónicas

Como suele suceder en muchos estilos decorativos que han alcanzado gran fama, las piezas icónicas también constituyen un recurso indispensable para alcanzar su máximo nivel. En ese sentido, y sabiendo que lo vintage y lo bohemio tienen cabida, puede que la mejor opción no sea hacerse con una pieza moderna e innovadora, sino más bien todo lo contrario. Algo de los 50, de los 60 o de los 70, aunque solo sea el diseño y algo de postureo. El resultado es magnífico.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.