Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

¿Qué hay que pedirle a un mueble?

A la hora de comprar muebles es probable que nos surjan dudas, sobre todo si no tenemos claro qué es lo que debemos pedirles. Es precisamente por ello que nos hemos animado a publicar este artículo como especialistas en la materia, ya que son muchos años de experiencia que nos permiten saber qué es exactamente lo que suelen pedir nuestros clientes. ¿Te apetece saber más?

Que sea funcional

Esto es lo primordial, lo que no puede faltarle a ningún mueble. ¿O acaso compramos muebles solo para hacer bonito? Hay que pensar en la función que van a desempeñar, como es el caso de un sofá que sirve para que nos tumbemos, una mesa que sirve para que comamos o un reposapiés que sirve para, como su propio nombre indica, apoyar los pies cómodamente mientras vemos la televisión o degustamos un libro en un rincón de lectura frente a una chimenea (suena genial, ¿verdad?). Sea para lo que sea, un mueble debe cumplir con una función, e incluso se da el caso de los que cumplen con más de una función. ¿Un ejemplo? Un sofá cama que sirve tanto para que nos sentemos como para que durmamos más allá de la clásica siesta que no nos importa echarnos en el sofá.

Que ocupe el mínimo espacio posible

Siendo el problema de espacio uno de los que más quebraderos de cabeza da, no es de extrañar que esta sea una de las cualidades que más se valoran en los muebles. Es verdad que siempre nos gustan las cosas grandes, pero no menos cierto es que a la hora de comprar muebles tomamos medidas y no queremos excedernos. Por ello, hay que coger un mueble con las medidas justas y necesarias, sin más. De hecho, los hay que son plegables y nos facilitan la vida porque podemos guardarlos cómodamente sin que ocupen espacio.

Que sea bonito

Mentiríamos si dijéramos que la belleza del mueble no importa. ¡Por supuesto que importa! Es más, nos tiene que entrar por la vista, porque de lo contrario ya no nos fijamos en su funcionalidad, en el material con el que está fabricado o en otras características que vamos descubriendo a medida que queremos saber más. Eso sí, ten en cuenta cómo es la decoración del resto de tu hogar para que los muebles en cuestión no desentonen, así que no te dejes llevar solo por lo que ves y piensa también en lo que tienes en casa para no romper con la armonía decorativa.

Que sea de calidad

Evidentemente, a un mueble también hay que pedirle cierta calidad, aunque todo depende del dinero que queramos gastarnos. No podemos pedir una calidad muy alta si nos vamos a gastar muy poco dinero, así que hay que ser realista en ese sentido. Lo ideal es buscar siempre la mejor relación calidad-precio, que es lo que nos garantiza haber hecho una buena compra. En ese sentido, en Muebles Boom estamos convencidos de que te vamos a satisfacer, ya que ponemos al alcance de nuestros clientes un sinfín de piezas de mobiliario a precios bajos sin renunciar a la calidad.

Que sea fácil de mantener

Otro punto a valorar, no menos importante que los anteriores, es el que tiene que ver con el mantenimiento de los muebles. Puede parecer una cuestión poco importante a la hora de comprarlos, y de hecho no son muchas personas las que se plantean lo que hay detrás del cuidado de un mueble, pero con el paso de los meses te das cuenta de que tu decisión puede ser más o menos acertada en función de este aspecto.

Salir de la versión móvil