Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Razones para escoger un sofá chaiselongue


Está claro que el sofá es el mueble principal de la casa, así que deberás tomarte el tiempo necesario para escoger esta pieza, pensando en factores como la tela, el color o el estilo, entre otros. Por supuesto, también deberás tener en cuenta las plazas y la forma del sofá, siempre teniendo en consideración las características del espacio y las necesidades personales. Como en el mercado encontrarás una amplia variedad de diseños, hoy queremos ayudarte a decidir. ¿Cómo? Pues animándote a que te hagas con un sofá chaiselongue. Así, lo que vamos a hacer a continuación es darte un montón de razones para escoger un sofá chaiselongue. ¿Nos acompañas?

Comodidad

La característica más importante que debe tener un sofá es la comodidad, ya que en esta pieza pasamos nuestros ratos de ocio y relax, ya sea solos o con la compañía de nuestros familiares y amigos. En este sentido, los sofás chaiselongue son una apuesta casi segura, ya que nos permiten estirar las piernas sin necesidad de ocupar todo el sofá o poner los pies sobre la mesa de centro. Así, podrás leer, ver la tele, echarte la siesta o cualquier otra cosa cómodamente. Por ejemplo, el moderno sofá chaiselongue que puedes ver en la siguiente imagen es tremendamente cómodo.

Asientos extra

Los sofás chaiselongue tienen otra enorme ventaja. Y es que ofrecen asientos extra en caso de visita. Y es que la parte del chasielongue puede ser utilizada como asiento, y no solo para estirar las piernas. Así, ya te encuentres en compañía de familiares o en una reunión con amigos, podréis organizaros alrededor de la mesa y de forma cómoda. Y es que la mayoría de personas prefiere sentarse en un sofá que en el suelo o en una silla de comedor. En este sentido, es importante tener en cuenta que un sofá chaiselongue ocupa menos espacio que un conjunto de 3+2 plazas, que antes era lo más habitual en las viviendas, ofreciendo la misma capacidad en cuanto a sitios para sentarse. Por tanto, es una excelente alternativa para salones con pocos metros cuadrados.

Para todos los gustos y necesidades

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que hoy en día podrás encontrar en el mercado sofás chaiselongue de todo tipo: con más o menos plazas, de diferentes colores, estampados, reclinables, con asientos extraíbles, duros, mullidos, modernos, clásicos… Lo mejor de todo es que también hay diseños que nos ofrecen prestaciones extra como, por ejemplo, arcón abatible para guardar todo tipo de cosas, algo genial para las casas con pocos metros cuadrados. También hay modelos que incorporan puffs bajo alguno de los brazos, lo que puede resultar muy útil para obtener aún más asientos extras. Además, podrás encontrar hasta sofás chaise longues con sistemas de relax, como el que puedes ver en la siguiente imagen. Además, al ser grande, aún resulta más cómodo.

Adaptabilidad

Otro motivo para comprar una chaiselongue es que son tremendamente adaptables, ya que en el mercado podrás encontrar modelos que pueden incorporar la chaiselongue tanto a la izquierda como a la derecha. Por tanto, independientemente de la distribución de tu salón, podrás encontrar un modelo que encaje perfectamente en el espacio.

Atractivos

Por último, queremos comentar que los sofás chaiselongue son tremendamente atractivos estéticamente hablando. De hecho, son capaces de aportar a la estancia un toque de elegancia y distinción. Ésta es, sin duda, una de las razones que ha hecho que este tipo de sofá se convierta en el principal protagonista de los salones actuales.

Salir de la versión móvil