Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Salón + dormitorio ¡Dos en uno!

estanteria-6-estantes-2-016 EST LIB 04
A muchos nos gustaría vivir en una casa grande con numerosas habitaciones y espacio de sobra para almacenar todo lo necesario. Sin embargo, en muchos casos nuestro presupuesto no nos lo permite. Además, las viviendas con pocos metros cuadrados son cada vez más habituales en las ciudades, por lo que vivir en un piso pequeño es algo habitual si no queremos vivir en las afueras. En algunos casos, incluso, las viviendas no disponen de más estancias que el salón, la cocina y el cuarto de baño. Si te encuentras en esta situación, no te quedará más remedio que integrar el dormitorio en el salón. ¡Te damos las claves para conseguirlo con éxito a continuación!

Apuesta por un estilo versátil

Lo más importante de las estancias que deben servir para dos cosas es que se trate de lugares prácticos, sobre todo si se trata de un salón + dormitorio. Eso sí, a la hora de acondicionarlas tampoco deberás olvidarte de la estética, ya que prácticamente todo el tiempo que estés en casa será en este espacio del hogar, por lo que deberás sentirte muy a gusto. En este sentido, procura decantarte por un estilo que encaje con tus gustos pero también en dormitorios y salones. Lo bueno es que las posibilidades son numerosas: estilo vintage, rústico, moderno…

Un sofá cama cómodo

Por otro lado, debes saber que existen diferentes formas de integrar el dormitorio en el salón. Una de las más comunes es optar por un sofá cama, que se convertirá en el protagonista indiscutible del hogar, ya que, ya sea tumbado o sentado, pasarás encima de él muchas horas. Lógicamente, deberás decantarte por un modelo que permita sentarse de forma cómoda durante el día y que se convierta en una cama cómoda por la noche. Como suponemos que dispondrás de poco espacio de almacenaje, también te recomendamos que optes por un sofá cama con cajones para poder guardar todo tipo de cosas. Por otro lado, como tendrás que utilizar el sofá cama cada día, además de ser cómodo, deberá ser fácil de montar. Lo bueno es que este tipo de sofás han mejorado mucho a lo largo de los años, por lo que no te costará encontrar el modelo perfecto para ti. Además, deberás procurar que sea resistente, ya que, al montarlo y desmontarlo cada día, lo someterás a mucho trajín. El sofá cama chaiselongue que puedes ver en la siguiente imagen cumple a la perfección con todos los requisitos que te acabamos de comentar.

 

Dividir la estancia

Si tu casa es tipo loft y el salón y el dormitorio se encuentran en el mismo espacio, pero cuentas con metros cuadrados suficientes, también podrás optar por colocar una cama a un lado de la estancia. Si te decantas por esta opción, podrás decorar todo el espacio de forma armoniosa. Eso sí, si quieres lograr un poco de intimidad en ambos espacios, puedes optar por diferentes soluciones, aunque en este caso puede que la mejor alternativa sea decantarse por un mueble, como un armario o una estantería abierta que deje pasar la luz, como la que puedes ver en la imagen del principio. También puedes optar por los biombos o las cortinas. Además, es buena idea que pintes cada zona de un color o que optes por diferentes revestimientos para cada espacio. De esta manera, diferenciarás cada ambiente.


En cuanto a la cama, podrás optar por un diseño normal, aunque es una genial idea decantarse por una cama abatible, ya que durante el día nadie notará que el mueble que está apartado en una pared es, en realidad, el espacio donde duermes.

Salir de la versión móvil