Si la cigüeña va a visitar tu casa…

¡Enhorabuena! Sabemos que es una de las situaciones más emocionantes que suceden en la vida. Estarás impaciente, nervioso… Por eso,  queremos ayudarte, al menos, en lo que respecta a la decoración de la habitación del nuevo y esperado miembro. Por eso te vamos a ofrecer algunos consejos y opciones que pueden funcionar muy bien y que no requieren un gran desembolso. Así, al menos por nuestra parte la llegada de un hijo no se convertirá en un problema económico.

 

 

Lo primero, elegir el color para la habitación.

Tradicionalmente la habitación de un bebé se decoraba en rosa si era niña y en azul si era niño. Puedes seguir haciéndolo si te gusta, una de las formas más habituales es pintando las paredes, pero también puedes elegir los muebles con estos colores como acabado; cada vez son más las opciones que puedes encontrar en el mercado. Eso sí, te recomendamos que optes siempre por tonalidades pastel, son mucho más cálidas y acogedoras que las ácidas o brillantes.

Pero aunque lo cierto es que estos dos colores siguen siendo los preferidos por muchos padres, hay otras muchas opciones, tan adecuadas o más que ellos. Los verdes, por ejemplo, son una alternativa perfecta porque recrean ambientes muy relajantes, algo realmente fundamental para un bebé sobre todo en los primeros meses, periodo en el que necesitan dormir durante muchas, muchas horas.
Pero como los niños crecen, pensando en un futuro, te recomendamos que elijas un rincón de la habitación y lo decores con colores más brillantes que atraigan su atención y les ayuden en su proceso de aprendizaje; el amarillo es uno de los más recomendados porque estimulan la inteligencia.

Lo segundo, los muebles: piensa en el futuro

Precisamente porque lo niños crecen, y muy rápido créenos, te recomendamos que cuando vayas a elegir los muebles lo hagas pensando, no solo en el momento, sino también en los años venideros. A nuestro entender tienes dos alternativas muy prácticas:

. Muebles que crecen con tu hijo y se transforman y adaptan a sus necesidades. El conjunto que puedes ver en la primera imagen es un ejemplo, la cuna se transforma en cama-nido y la cajonera-cambiador en una mesilla.

. Piezas exentas, pero mínimas e imprescindibles y cuyo presupuesto no sea elevado para que no te cueste cambiarlas cuando llegue el momento. Para lo primeros meses bastaría con una cuna, un cambiador con cajones que más adelante se pueda utilizar como cómoda y una butaca. Éste es un elemento en principio destinado a tí, te servirá para alimentar a tu hijo cómodamente o para acompañarlo las noches en las que se encuentre enfermo. Y en los años venideros a tu hijo le valdrá para leer sus cuentos, libros…

Ésta de la imagen es además balancín, ideal para conseguir la máxima relajación; además su tapicería en crudo se adapta a cualquier tipo de decoración por lo que no te será difícil integrarla en el futuro cuarto de tu hijo, sea cual sea su estilo.

 

 

Claro, te estarás preguntado dónde vas a guardar su ropita, pañales, primeros juguetes… Nosotros te recomendamos que elijas algún mueble polivalente que más adelante puedas integrar en su futura habitación o incluso llevar a otra: una estantería sencilla, una cómoda

Y si ya tiene un hermano…

Y no tenéis más habitaciones, tarde o temprano tendrán que compartir espacio y necesitarán dos camas, una mesa de estudio (seguro que el mayor ya la necesita), un rincón de juegos para el pequeño… ¿Cómo hacer convivir todo esto? Los conjuntos modulares resultan muy prácticos para estos casos porque incorporan camas compactas (tipo tren, nido…) que al dejar libre el espacio central de la habitación se puede utilizar para crear una pequeña zona de juegos.

 

 

Los hay que cuentan además con mesa de estudio, armarios, estantes… En nuestra web tienes muchas posibilidades donde elegir. Aquí te mostramos sólo un ejemplo, como ves cumple con todos los requisitos: dos camas que al ser nido liberal el espacio central y que además cuentan con cajones, mesa de estudio, cajonera con ruedas, armarios, estantes… como ves cuidamos hasta el último detalle, y todo decorado en una atractiva combinación de pizarra y pistacho.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.