Si quieres dormir bien, cuida la base del colchón

108-marzo14-canape-cajones

Tanto si vas a amueblar el dormitorio por primera vez, como si vas a renovarlo, la elección del sistema de descanso es uno de los elementos a los que más atención debes prestar. Somier, colchón, almohada… tu descanso depende de todos y cada uno de ellos. Por supuesto es importante que sean de calidad, pero también que se adapten a tus necesidades y que combinen bien entre ellos ya que, por ejemplo, no todos los colchones pueden reposar sobre la misma base. Hoy vamos a analizar este elemento.

Cómo elegir la base adecuada

Las bases tapizadas, rígidas y firmes, son las idóneas para acompañar a los colchones de muelles o de espuma precisamente porque les proporcionan esa firmeza de la que carecen. Por supuesto tanto para cama individual como de matrimonio ¡y a muy buen precio!

base-tapizada-tejido-3d-90-X-190

Los somieres de láminas están formados por láminas flexibles que se adaptan a la forma y peso del cuerpo. Son adecuados para cualquier tipo de colchón, pero imprescindibles en el caso de los de látex o viscoelásticos, ya que éstos materiales necesitan “respirar”. Los puedes encontrar de lamas de fibra de vidrio o carbono, súper resistentes, o de madera de haya, las que mejor aireación permiten.
Es importante que te asegures de que la estructura esté pintada con pinturas anticorrosivas, para que no se pueda ver afectada por la humedad.

Por último, los somieres articulados están divididos en dos o en más zonas que pueden cambiar su inclinación de forma manual o mediante un pequeño motor eléctrico, lo que resulta indudablemente mucho más cómodo. Aunque pueden ser utilizados por cualquier persona, están especialmente indicados para aquellas con problemas de circulación o respiración, y por supuesto para enfermos que tengan que pasar muchas horas en la cama. También resultan muy cómodos y prácticos para los aficionados a leer o ver la televisión en la cama.

somier-articulado-motorizado-135x180

Los canapés abatibles: algo más que una base

Además de su función como elemento del sistema de descanso, son también un buen sistema de almacenamiento, ideales en casas pequeñas. Se trata de bases, tapizadas o de lamas, que se levantan y esconden debajo un arcón (del tamaño de la cama). Este tipo para camas individuales o de matrimonio, con apertura frontal o lateral con base de lamas o tapizada, estructura de madera o forrada con tela, piel ecotextil…

Canape abatible tapizado en piel ecotextil 080 x 190 cm

¿Cada cuánto debemos cambiar la base?

En la mayor parte de las ocasiones, la renovación del somier está condicionada por las roturas. Pero otra razón muy importante es querer modificar el nivel de confort del conjunto de descanso. Por ejemplo, si quieres aumentar su firmeza una de las opciones es sustituir el somier por una base rígida.

En general, cada vez que se cambia el colchón, es decir cada 8 o 10 años según recomiendan los expertos, es recomendable revisar también la base.

2 Comentarios

  1. Super interesante. Gracias

Deja un Comentario como Pilar Cancela comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.