Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Sillones: rincones de la casa donde quedarán de maravilla

Sillón orejero de estilo clásico

Cuando pensamos en asientos cómodos para el hogar siempre se nos vienen a la mente los sofás, que pueden ser utilizados por varias personas al mismo tiempo, siempre dependiendo del número de plazas; que nos permiten tumbarnos; y que, en algunos casos, también nos ofrecen la posibilidad de guardar todo tipo de cosas. Sin embargo, hay otro tipo de asientos que también nos ofrecen confort y que, además, pueden resultar súper decorativos. Nos referimos a los sillones y a las butacas, que podremos colocar en diferentes rincones del hogar. Hoy te hablamos de algunos lugares de la casa donde los silllones quedarán de maravilla y que, además, podrán resultar la mar de prácticas. ¿Te apetece acompañarnos?

En el recibidor

En primer lugar, vamos a proponerte que coloques un sillón en tu recibidor, una opción que solo será posible si la entrada a tu hogar cuenta con metros cuadrados suficientes. Como puedes ver en el recibidor que te mostramos en la siguiente fotografía, el sillón aporta en este espacio un encanto especial, además de dotar al ambiente con mucha personalidad. Incorporar esta pieza de mobiliario en este rincón de tu hogar puede resultarte muy útil, y ya no solo para sentarte mientras esperas a alguien, sino para dejar abrigos o bolsos al llegar a casa.

En la habitación del bebé

Otro lugar en el que podrás colocar un sillón es en la habitación del bebé. En este caso, lo más importante no es la función estética, sino lo práctica que esta pieza puede resultar en una estancia como ésta. Y es que a los padres les resultará muy útil tener un rincón en el que sentarse con el pequeño para dormirle, contarle un cuento o darle el pecho en el caso de las mamás.

En el salón

Por supuesto, también podrás colocar un sillón en el salón. De hecho, lo normal es que este tipo de piezas acaben situándose en esta estancia del hogar. En este sentido, tienes muchas opciones. La opción más típica es colocar uno o dos sillones a uno de los lados del sofá. Sin embargo, hay otras alternativas que también pueden resultar de lo más interesantes. Por ejemplo, en salones con pocos metros cuadrados puedes optar por colocar dos sillones en lugar de un sofá. Si vas a optar por cualquiera de estas opciones, no dudes en optar por un sillón con sistema relax como el que puedes ver en la siguiente imagen, ya que te proporcionará momentos de auténtica relajación.

En el dormitorio

Si tienes la suerte de contar con un dormitorio de grandes dimensiones, una buena idea puede ser situar un sillón en un rincón de la estancia. Podrás escogerlo tanto en el estilo y los colores predominantes en la decoración de este espacio como en un estilo totalmente diferente para que cree contraste. Además de aportar un toque decorativo súper especial, esta pieza te resultará muy útil para sentarte en determinados momentos, como cuando tienes que ponerte los zapatos; o para dejar la ropa que te quitas al final del día.

En el exterior

Por último, si tienes la suerte de tener una terraza o un jardín con bastantes metros cuadrados, lo ideal es que sitúes en este espacio exterior de tu hogar una zona de relax. En ella no podrá faltar, además de una mesa de centro, uno o dos sillones en los que disfrutar del aire libre durante los meses más cálidos del año. Lo ideal es que estos sillones también vayan acompañados de un sofá de dos o tres plazas para poder acoger a más gente.

Salir de la versión móvil