Sofás con chaise longue en el salón

 

Los sofás con chaise longue han desbancado a los sofás de 2 y 3 plazas, que hasta hace poco eran los verdaderos reyes del salón y la verdad es que no nos extraña que cada día tengan más adeptos.

El sofá tipo chaise longue combina, normalmente, un sofá de tres plazas con un asiento más de mayor tamaño. La parte chaise longue puede estar a la izquierda o a la derecha, dependiendo del sofá y, en algunos casos, de la distribución de la estancia en la que está colocado. Esta parte forma una especie de “L”, lo que permite ampliar la superficie útil del sillón. Pero las ventajas de este tipo de sofás no acaban aquí. También tienen muchos beneficios decorativos gracias a que sus diseños suelen ser de gran belleza.

Literalmente, un sillón largo

El término chaise longue proviene del francés y significa literalmente sillón largo. Esta pieza del salón nos brinda un espacio cómodo para colocar las piernas, a diferencia de los sillones normales. En la actualidad existen numerosos tipos de chaise longue, aunque la configuración más habitual suele ser el de tres plazas más la prolongación típica de los chaise longue. También pueden encontrarse otras configuraciones de dos plazas más la extensión, 4 plazas más la extensión… También puedes optar por un chaise longue moderno con respaldos reclinables y asientos extraíbles como este, que ademas cuenta con un práctico arcón útil y 2 pufs laterales.


También existen chaise longue con pufs integrados que se pueden sacar cuando sea necesario, con arcón, con repisas para colocar objetos y con muchas más características, como esta moderna chaise longue con sistema relax.

 

Ventajas y usos

Una de las ventajas de los chaise longue es que no es necesario tapizarlos del mismo color que el resto de los sillones, ya que eligiéndolo en una tonalidad diferente puede convertirse en el centro de atención del salón. Una buena idea es colocar una lámpara alta junto a la parte del chaise longue para tener un cómodo espacio para leer. Otra buena opción es integrarlo a la sala de televisión para darle un estilo moderno sin perder su función principal: un lugar cómodo para descansar.

Muchas personas creen que este tipo de sofás solo es apto para los salones de grandes dimensiones, pero con una correcta distribución del espacio pueden tener cabida en espacios pequeños. De hecho, los rincones del salón, por ejemplo, que son zonas muertas que muchas veces se quedan vacías sin dar ningún tipo de servicio, pueden aprovecharse con una chaise longue, ya que con él se le da uso a ambas paredes y su consiguiente esquina.

Pufs

Algunas personas se quejan de que, a efectos prácticos, ese asiento queda desaprovechado cuando hay varias personas en casa o llegan visitas. Sin embargo, nosotros tenemos una solución para este problema: recurrir a los pufs. Estos nos permiten ganar espacio extra en el salón, sin ocupar prácticamente espacio. Además, pueden servir de reposapiés cuando nadie los esté utilizando. Se pueden guardar bajo la mesa del comedor para que no ocupen espacio pero que sigan estando a mano cuando lleguen las visitas.

 

Hay pufs de todo tipo, como el que puedes ver en la fotografía de arriba, fabricado en material de alta calidad, de estilo único y diseño moderno, adaptable y comprometido con la innovación y la calidad, pensado para integrarse en cualquier ambiente, satisfaciendo las necesidades de los usuarios con múltiples opciones de acabados.

Un comentario

  1. Muebles para Oficina

    Excelente post gracias por compartir me gustan mucho los colores del sofá

Deja un Comentario como Muebles para Oficina Cancela comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.