Sofás con puffs escondidos, una opción ideal para salones pequeños


El sofá es el mueble más importante del hogar, ya que sentados o tumbados sobre él pasamos la mayor parte del tiempo que estamos en casa y que, lógicamente, no estamos en la cama. Por eso, hay que escogerlo con detenimiento, priorizando factores como el confort. Eso sí, tampoco deberás olvidarte de otros aspecto importantes como el estilo (deberá combinar con el resto de la decoración tanto en estilo como en texturas y colores) y la funcionalidad.

A la hora de escoger el sofá de tu salón es importante que te decantes por una pieza funcional. Por suerte, hoy en día se pueden encontrar en el mercado diseños que no solo nos ofrecen lugares cómodos en los que sentarnos y tumbarnos, sino que esconden otras utilidades como, por ejemplo, los modelos con espacio de almacenamiento. Hoy, sin embargo, vamos a centrarnos en los que vienen con puffs escondidos, unas piezas de mobiliario que pueden resultar tremendamente útiles en salones con pocos metros cuadrados. ¿Te gustaría acompañarnos?

Una solución para aprovechar el espacio al máximo

Como ya sabes, la falta de metros cuadrados es uno de los problemas más habituales en las viviendas de hoy en día. Por eso, somos muchos los que tenemos que recurrir a soluciones de mobiliario que nos ayudan a aprovechar el espacio al máximo. Es el caso de los sofás con puffs escondidos, que nos permiten disponer de asientos extra sin necesidad de ocupar más espacio de la cuenta.

Gracias a los pequeños puffs escondidos bajo los asientos de los sofás, las visitas no tendrán que quedarse de pie o sentarse en lugares incómodos. Y es que, en ocasiones, puede no bastar con las plazas que ofrecen el sofá y las sillas que hay en casa.

Momentos de relax más cómodos

No creas que los puffs que vienen escondidos en los sofás solo nos pueden servir para tener asientos extra. Además, estos complementos que cada vez están teniendo más protagonismo en el hogar pueden cumplir la función de reposapiés, haciendo que nuestros ratos de relax en el sofá sean aún más cómodos. Lo mejor de todo es que cuando no se están utilizando, los puffs quedan completamente camuflados bajo los brazos de los sofás. Por tanto, no ocupan espacio extra.

Sofás con otras ventajas

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que en el mercado también se pueden encontrar sofás con puffs escondidos que ofrecen otras ventajas. Es el caso de los diseños con espacio de almacenamiento extra. En la siguiente imagen puedes ver un ejemplo de sofá chaiselongue con puffs y arcón.

Los puffs escondidos, más comunes en los sofás chaiselongues

Es importante que tengas en cuenta que la gran mayoría de sofás con puffs escondidos que puedes encontrar en el mercado son de estilo chaiselongue. Como bien sabes, los sofás chaiselongue son tremendamente útiles para todo tipo de hogares, entre otras cosas porque ofrecen más asientos que los clásicos sofás de 2 o 3 plazas. Además, son mucho más cómodos.

Mesas de centro con puffs

Por problemas de espacio o de distribución, en algunas viviendas no es posible introducir un sofá chaiselongue. Eso sí, esto no quiere decir que debas prescindir de los puffs escondidos. Eso sí, si no encuentras un diseño que encaje con tus gustos, también puedes recurrir a otra solución muy práctica. Nos estamos refiriendo a las mesas de centro que también incluyen este tipo de pequeños asientos.


En la imagen que te mostramos sobre estas líneas puedes ver un ejemplo de mesa de centro con puffs que también puede ser muy recomendable para salones con pocos metros cuadrados.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.