Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Tendencias en sofás, butacas, puffs…¡Siéntate a gusto!

No es que cada año que pase tengamos que cambiar el sofá o las butacas, pero lo cierto es que, si tenemos pensado hacerlo este año, mejor que lo hagamos de acuerdo a las líneas que marcan tendencia para que nuestra casa, al menos durante un tiempo, se vista acorde con los tiempos en los que vivimos.

De todas formas, si acudimos a tiendas low cost donde podemos encontrar piezas a precios extraordinariamente económicos, quizá nos lancemos antes a renovar esta y otras  piezas y podamos estar a la moda, más a menudo. Pero para eso, claro, debemos saber cuáles son las tendencias del momento. Aquí tienes lo que más se lleva en estos momentos, tres tendencias para que elijas la que más se acomode a tus gustos.

Opta por lo clásico, no pasa de moda.

Suele ocurrir en casi todos los ámbitos, con la ropa, con los coches… lo clásico resiste al tiempo y a las modas, perdura mucho más que otros estilos. Por supuesto esta máxima se cumple también en el mobiliario, y dentro de éste, en los sofás, butacas y todo tipo de asientos. Las claves para su pervivencia en el caso que nos ocupa radican en la elegancia de las líneas de los muebles y la calidad de sus materiales: tapizados lisos, de piel, maderas nobles…

 

Pero una de las tendencias más en boga es precisamente la actualización de estos clásicos. Es decir, sofás y butacas que siguen conservando esas líneas clásicas y esos materiales nobles pero en los que se introducen detalles más modernos como una tapicería atrevida (quizás el máximo exponente sea esta bucata chéster de la imagen, un clásico que pervive, actualizado con una tapicería súper colorista y moderna), o un avance tecnológico inmpensable hace años y materializado ahora en opciones como la posibilidad de abatir los respaldos para tumbarnos, extraer un reposapiés para descansar las piernas, recibir un terapéutico y relajante masaje gracias a la acción vibratoria de una butaca o contra con ayuda para levantarnos del sillón accionando una palanca que lo eleva e incorpora.

Para los más atrevidos, sin duda, los colores.

Quizás los que más están de suerte en estos momentos sean aquellos atrevidos a los que les encantan los colores, y no hablamos de colores neutros o apaciguados, todo lo contrario, nos referimos a colores explosivos con gran carga visual.

Aunque no se destierran nunca los blancos, grises y crudos ni tampoco los negros y chocolates; lo que realmente triunfa es el color y en sus tonalidades más atrevidas. Por ejemplo el azul, el rojo, un color siempre vibrante que aporta un nota de alegría atemporal, y los amarillos.

Pero sí tuviéramos que destacar a un color como tendencia por encima de otros, ese sería el verde: y en toda su gama cromática, desde el suave y relajado tono esmeralda a los más vibrantes como el pistacho.

Si no te atreves a introducir piezas tan grandes en tu casa con estos colores, sí puedes intentarlo con otras más pequeñas que, al costar menos, puedes cambiar con más facilidad si te cansas de ellas; nos referimos a banquitos, pufs

Una tercera opción, las formas geométricas y las líneas curvas.

Además de las piezas clásicas y la apuesta por el color, la tercera de las tendencias que triunfa en estos momentos son los asientos de formas geométricas y líneas curvas que parecen venir, las primeras del pasado, sin lugar a duda recuerdan el mobiliario y la decoración en boga de las décadas de los 60-70; y los segundos del futuro, o al menos así es como se refleja el mobiliario de siglos venideros en la iconografía cinematográfica donde encontramos sillones con formas de cubo, de semiesfera…

Sin llegar estos extremos, sí podemos decantarnos por piezas de líneas menos marcadas; sofás con brazos suavemente redondeados o de formas cuadradas o rectangulares.

Salir de la versión móvil