Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Tres ideas para independizar cada habitación de la casa sin tabiques

composicion-278-cm-natural-blanco-saten-045-034-sal-mod-60

Una de las tendencias actuales en arquitectura y decoración consiste en dejar los espacios amplios y diáfanos eliminando al máximo las barreras arquitectónicas; su objetivo es crear mayor sensación de espacio, amplitud y luz, por eso no es de extrañar encontrar pisos convertidos en auténticos lofts con un solo ambiente en el que se desarrollan todas las actividades.

Pero sin llegar a estos extremos, cada vez resultan más habituales las viviendas con estar y comedor unificados, o con la cocina integrada en el salón. Y es que, cuando los metros escasean, éstas son soluciones muy acertadas.

Pero lo cierto es que, como contrapartida, se pierde privacidad e intimidad. Sin embargo hay alternativas distintas a los tabiques que nos permiten gozar de estas dos cualidades al mismo tiempo. Te proponemos tres alternativas para cada habitación de la casa.

Propuestas para el salón

Uno de los recursos decorativos más sencillos es pintar la pared del comedor en un tono diferente al resto de la habitación. Si dispone de mucha luz, los colores oscuros y potentes (rojos, naranjas…) resultan muy atractivos; pero si el espacio no es demasiado amplio, las rayas verticales anchas en tonalidades claras tendrán el mismo efecto y darán profundidad.

Otra opción es delimitar visualmente la zona de estar y la del comedor con alfombras. Las de fibras naturales resultan muy adecuadas en el comedor porque son frescas y se limpian fácilmente, mientras que en la zona de estar las de lana y algodón aportan un toque cálido que la hace mucho más acogedora.

Para acotar la zona de estar también puedes colocar unos puffs cerrando el espacio. Se trata de una solución sencilla, súper práctica y realmente muy económica; existen modelos con diversas formas y colores que se adaptan bien a cualquier estilo de decoración.

 

 

 Prácticas ideas para los dormitorios

Las estanterías resultan ideales para separar la zona de descanso de la de estudio. Si las sitúas cerca de la mesa de trabajo te servirán también para tener a manos los libros y el material de oficina. Las estanterías abiertas, sin trasera, recargan menos el ambiente y permiten el paso de la luz.

 

 

Nuestra segunda propuesta consiste en colocar el cabecero de la cama delante de una pared pero separada de ella unos 60 cm como mínimo, así obtendrás un hueco perfecto y completamente independiente para poner una zona de tocador, un escritorio o un vestidor; cuanto más alto sea el cabecero, mayor independencia obtendrás.

 

 

 

También puedes ayudarte situando una cómoda entre la cama, y la zona de tocador o de trabajo, ganarás un espacio extra para guardar tu ropa, y como se trata de un mueble bajo no interrumpirá el paso de la luz ni la amplitud visual.

Mira qué fácil es en el cuarto de baño

Coloca una estantería exenta de suelo a techo adosada al lateral del mueble bajolavabo y lo independizarás del resto del baño. Y aprovecha el nuevo espacio de almacenaje para ordenar y tener a mano tus perfumes, cosméticos…

Las mamparas de cristal al ácido son ideales para independizar la zona de la ducha del resto del baño sin restarle luz; mejor aún si son correderas porque no dificultan el paso ni aminoran el espacio. Y para independizar el Wc, puedes levantar delante de él un murete de cristal de pavés, ganará total privacidad y, como en el caso de la mampara, no le privará de luz.

 

Y si la cocina está integrada en el salón…

Coloca el tresillo justo delante de la cocina; su volumen será suficiente para crear una barrera. Si lo eliges con chaise-longue, esta prolongación en perpendicular te ayudará a acotar aún más la zona de estar. Aprovecha y elige un modelo con arcón como el que te mostramos, y podrás guardar todo aquello que no quieras que quede a la vista.

 

 También puedes cerrar la zona de la cocina instalando delante una hilera de módulos bajos iguales a los del resto de los muebles. Procura que la apertura de las puertas sea hacia la zona de trabajo, no hacia el salón; así independizarás, ganarás un espacio extra para guardar en la cocina y más encimera para trabajar.

La tercera opción es colocar una barra de desayunos; dividirás los ambientes y ganarás un también un comedor de diario.

Salir de la versión móvil