Trucos para amueblar un ambiente único

 Lotfs, pequeños apartamentos, miniestudios… Son espacios abiertos en los que conviven todas las zonas de una casa que normalmente están separadas e independizadas mediante tabiques; esto es, dormitorios, cocina, zona de estar, comedor… Así en un mismo espacio encontramos la cama, la mesa y las sillas del comedor, el sofá

Sólo hay una excepción, y es el cuarto de baño que, por motivos obvios, debe estar cerrado; al menos el inodoro. En los últimos tiempos las bañeras o las duchas a la vista son una opción que se está poniendo también de moda.

Amueblar y decorar este tipo de espacios suele ser una empresa desconcertante por lo inusual, más aún si el espacio es reducido, que suele ser lo más habitual. Pero afortunadamente hay muchos trucos que nos pueden ayudar.

Pero lo cierto es que ante espacios tan poco comunes, al menos hasta ahora, no resultan extrañas preguntas como éstas: ¿Cómo distribuyo los muebles? ¿Tendrá cabida todo lo que necesito? ¿Cómo obtengo intimidad en las zonas en las que resulte imprescindible necesario? Hoy intentaremos darles solución.

Para «agrandar” el espacio.

Lo primero que debes hacer es evitar vestir las ventanas con cortinajes demasiado tupidos u oscuros; debes optar mejor por cortinas o visillos livianos, de colores claros y trama fina ya que este tipo de telas preservan la intimidad y tamizan la entrada de luz pero no impiden su entrada; recuerda que cuanta más luz entre más amplio parecerá el espacio.

Con el mismo fin, puedes pintar la paredes con colores claros que son los que más potencian la luminosidad. Si quieres introducir una nota de color, resérvala para decorar una sola pared.

Y coloca espejos; consiguen un efecto de profundidad ideal para lograr mayor amplitud visual. Puedes poner uno grande en una pared, o si lo prefieres, una composición de varios de diversos tamaños, te aconsejamos que no sean demasiado grandes, y con formas diferentes. Eso sí; procura que queden frente a la puerta de entrada para prolongar visualmente el fondo de la habitación, o frente a una ventana para que la luz incida directamente en ellos y, al refractarse, potencie la luminosidad.

Y para ganar intimidad.

Hay zonas como el dormitorio (del baño ya lo hemos hablado al principio) donde ésta resulta imprescindible, al menos durante algunas horas. Pera ten en cuenta que para independizar ambientes no es absolutamente necesario levantar tabiques, hay otras posibles soluciones. Por ejemplo, en el caso del dormitorio puedes cerrarlo por las noches con una puerta corredera.

Y para separar el comedor y la zona de estar  te resultarán muy útiles las estanterías sin trasera, porque además de separar las zonas, ganarás un amplio espacio para guardar.

 

 

Y para independizar la cocina, ¿qué te parece instalar una barra con taburetes entre ella y la zona del salón? Mantendrá divididas física y visualmente ambas zonas y tendrás un cómodo espacio donde desayunar o hacer comidas rápidas.

Utiliza muebles multifunción.

Te ahorraran espacio y con ello la sensación de amplitud será aún mayor. Un sillón o sofá-cama te resultará muy útil para montar un improvisado dormitorio si tienes invitados. Si además tiene arcón ganarás un práctico lugar de almacenaje. Las camas con arcón o cajones también resultan perfectas para lograr este objetivo.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.