Ventajas e inconvenientes de los sofás cama


El sofá es, sin duda, el mueble principal de cualquier vivienda. Por eso, hay que escogerlo con detenimiento, teniendo en cuenta numerosos factores. Eso sí, lo más importante es que se trate de un modelo cómodo y funcional. Hoy en día se pueden encontrar en el mercado tantos tipos de sofás que puede resultar complicado escoger uno. Por eso, es esencial conocer las ventajas y los inconvenientes de cada una de las opciones.

Hoy queremos centrarnos en los sofás cama, que cada vez son más cómodos y estéticos. Por eso, ya no están relegados a las habitaciones de invitados, sino que también pueden encontrarse en una gran cantidad de salones. Hoy queremos hablarte de las ventajas y las desventajas de este tipo de sofás. ¿Te gustaría acompañarnos?

Ventajas

Sin duda, la principal ventaja de los sofás cama es que nos ayudan a aprovechar al máximo el espacio, ya que podemos tener dos muebles en el lugar que ocupa solo uno. Además, es importante que tengas en cuenta que no solo podrás utilizarlos en habitaciones de invitados, sino que podrás optar por un mueble de este tipo para tu salón. Y es que hoy en día pueden encontrarse en el mercado diseños que, gracias a su comodidad y funcionalidad, son perfectos para convertirse en la pieza principal del hogar. Es el caso del sofá cama que puedes ver a continuación.


Por supuesto, escoger un sofá cama es la opción más recomendable para aquellos estudios o viviendas tipo loft en las que no hay un dormitorio aparte. Eso sí, en este caso es esencial que se trata de un sofá cama de muy buena calidad.

Los sofás cama no solo pueden ser igual de bonitos que los sofás tradicionales, sino que acostumbran a ser más económicos. Por tanto, decantarte por esta solución te permitirá ahorrar dinero a la hora de decorar tu hogar. Por otro lado, queremos comentar que este tipo de muebles no solo resultan útiles en caso de visitas, sino que pueden ser perfectos para estar más cómodos al ver la televisión o echar la siesta en el salón.

También queremos comentar que hoy en día se pueden encontrar en el mercado una gran variedad de diseños, pudiendo escoger entre múltiples formas, sistemas de aperturas, colores… Por tanto, no te costará encontrar el mejor modelo para tu hogar. Por último, queremos comentar que los sofás cama son menos pesados que los tradicionales, por lo que podrás moverlos más fácilmente, algo muy útil a la hora de limpiar.

Inconvenientes

Como has podido comprobar, las ventajas de los sofás cama son numerosas. Sin embargo, antes de que tomes una decisión es mejor que también conozcas sus desventajas que, aunque son pocas, hay que tenerlas en cuenta. Así, lo primero que queremos comentar es que, aunque cada vez hay sofás cama más cómodos, lo mejor para dormir es tener una base y un colchón. Y es que, aunque la cama sea de gran firmeza y adaptabilidad, al dormir diariamente el cuerpo se puede resentir a la larga.


Otro inconveniente de este tipo de sofás es que para poder utilizarlos como cama hay que abrirlos, lo que supone un esfuerzo, de la misma manera que cerrarlos. Por suerte, cada vez hay más sofás cama fáciles de abrir y cerrar, como el sofá cama con sistema de apertura clic clac que puedes ver en la imagen situada sobre estas líneas. También puede resultar un incordio tener que hacer la cama cada vez que se quiere utilizar, si bien es cierto que algunos diseños permiten ser guardados con los textiles colocados.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.