Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Ventajas de las mesas de centro de cristal

mesa-centro-lacada-ovalada-2
Por culpa de la falta de espacio en las viviendas actuales, cada vez hay más gente que prescinde de ellas, pero lo cierto es que nos parecen unas piezas de mobiliario tremendamente prácticas, además de tener un papel muy importante a nivel estético. Nos estamos refiriendo a las mesas de centro, muebles que se colocan frente al sofá y que pueden servir para muchas cosas: comer, cenar, apoyar los pies cuando nos sentamos, colocar el mando y otros objetos… Por tanto, si tienes espacio suficiente, te recomendamos que no prescindas de esta pieza.

En el mercado podrás encontrar mesas de centro de diferentes estilos y materiales, pero hoy queremos centrarnos en las de cristal que, aunque tienen algún que otro inconveniente (no son muy adecuadas para casas con niños pequeños) hoy vamos a hablarte de las ventajas de las mesas de centro de cristal. ¿Nos acompañas?

Un material sofisticado

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el cristal es un material tremendamente sofisticado, aun combinado con otros materiales. Eso sí, dependiendo con qué piezas de decoración, materiales y colores se combine, se pueden conseguir ambientes de muy distintos matices. Por ejemplo, la moderna y consistente mesa de centro ovalada que combina la tapa de cristal templado con patas en MDF color blanco brillo puede ser ideal tanto para salones de estilo vintage como para hogares de estilo minimalista.

 

Un material muy ligero

Sin duda, una de las principales ventajas de las mesas de centro de cristal es que resultan muy ligeras visualmente, por lo que son ideales para estancias con pocos metros cuadrados, que son las más habituales hoy en día. Por tanto, escogiendo este material, podrás tener una superficie de apoyo delante del sofá sin necesidad de saturar la zona. Eso sí, debes tener en cuenta que es el cristal transparente el que más ligereza visual aporta.

Un material muy versátil

Por supuesto, también es importante tener en cuenta que el cristal es un material neutro, a menos que no esté incluido en un mueble con un diseño muy marcado. Por tanto, una mesa de cristal podrá encajar en espacios de distintos estilos. De hecho, el cristal es uno de los materiales más versátiles, pudiendo combinar con una gran cantidad de materiales y colores. Además, si escoges una mesa de centro de cristal lo tendrás muy fácil para personalizarla, ya que cualquier objeto decorativo o funcional (cajas, cojones, contenedores…) te servirá para marcar el estilo. Además, si te decantas por colocar una alfombra en tu salón, algo muy aconsejable durante los meses más fríos del año, la mesa te dejará verla.

Diferentes versiones

También queremos comentar que es posible encontrar mesas de cristal con diferentes acabados: transparente, satinado, de color… Por tanto, no te resultará difícil encontrar una mesa de cristal de tu agrado. A nosotros nos encanta la mesa de cristal templado transparente con estructura metálica con recubrimiento cromado que puedes ver en la siguiente imagen.

 

De fácil mantenimiento

Por último, queremos comentarte que, aunque no lo parezca, el cristal es un material de fácil limpieza y muy fácil de mantener, algo que nos viene muy bien en estos tiempos en los que apenas tenemos tiempo para dedicárselo al cuidado de nuestro hogar. Y es que son muchas las cosas que tenemos que hacer a lo largo del día: el trabajo, los niños, las clases de inglés, la compra, el gimnasio… De lo único que tendrás que tener cuidado es de los golpes y de los arañazos. Además, debes saber que, como te hemos comentado al principio, está no es la mejor opción para viviendas con niños pequeños, ya que este material puede llegar a ser peligroso.

Salir de la versión móvil