Virtudes del estilo nórdico

¿Tú también has caído rendido a las virtudes del estilo nórdico? ¡No te preocupes! Es lo más normal del mundo, y por eso millones de personas se han decantado por él.

En este artículo lo que vamos a hacer es desgranar algunas de esas virtudes que le han llevado a ser el estilo decorativo más popular desde hace ya un buen puñado de años, desbancando de esta forma a otros que siguen muy vivos como el minimalista, el vintage, el clásico o el industrial.

Es un estilo muy natural

Una de las principales virtudes del estilo nórdico es que se acerca mucho a la naturaleza, más de lo que nosotros creemos. ¿Por qué? Pues porque emplea elementos como la madera, que como seguramente ya sabrás es el material estrella, el que más se utiliza. Se emplea en muebles y también en otros objetos decorativos como jarrones o velas. Además, no hay que olvidar que en el estilo decorativo nórdico las plantas y las flores son bienvenidas, algo que sin duda alguna alegra la vista y da mucha vida.

Ayuda a mantener el orden

Mientras que hay estilos decorativos como el clásico o el vintage que pueden llegar a ser muy caóticos si no se cumple con un estricto orden, el estilo nórdico es todo lo contrario, ya que se acerca mucho a lo que entendemos por minimalismo y eso hace que tenga una de sus principales bondades, que es la de ayudar a que se mantenga el orden por el simple hecho de evitar que las estancias se sobrecarguen de muebles y elementos decorativos.

Autenticidad y simplicidad

Estas dos palabras son fantásticas, sobre todo cuando van de la mano. En el estilo nórdico ocurre más veces de lo que podríamos llegar a pensar, ya que el hecho de utilizar madera nos da muchas posibilidades de alcanzar la autenticidad. Y claro, cuando encima le das una forma sencilla a las cosas para huir de lo rebuscado, el resultado puede ser sencillamente espectacular. Es precisamente esa simplicidad la que también ayuda a mantener el orden. Un orden que no se contabiliza, que no es tangible. Es un orden que se aprecia sin tener que fijarse en algo en concreto.

Perfecto para los más pequeños de la casa

Afortunadamente, hay estilos decorativos que van muy bien a la hora de decorar habitaciones infantiles. Lo saben quienes han instaurado el nórdico en sus casas, ya que hay muchos productos decorativos que brindan numerosas opciones decorativas a esos papás que decoran con ilusión la habitación de los más pequeños de la casa. A la hora de comprar, eso sí, no solo hay que fijarse en un diseño bonito, que por supuesto es muy importante. También hay que tener en cuenta aspectos relacionados con la seguridad, que son los que siempre deben primar a la hora de decantar una elección.

Camaleónico

El estilo de decoración nórdico, a diferencia de lo que podamos llegar a pensar, es un estilo que se puede adaptar a otros estilos para no ser tan rígido. Eso explica por qué podemos mezclar el estilo nórdico con el industrial y lograr un resultado espectacular. De hecho, hasta hemos visto pisos nórdicos con influencias arabescas que nos han dejado con la boca abierta. Todo es cuestión de ser coherente y mezclar en su justa medida, sin provocar desastres a nivel decorativo, que es lo que puede suceder cuando uno intenta unir cosas que no tienen nada que ver entre sí, ni en cuanto a forma, ni en cuanto a color ni en cuanto a textura.

¿Tú también amas el estilo scandi?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.